Es imposible pensar en Brasil y que la palabra pentacampeón no te venga a la cabeza. En la competición más importante del mundo, proclamarse victoriosos es el mayor honor que puede haber en el mundo del fútbol, y para la selección brasileña, este ha sido un honor que han podido vivir más de una vez, siendo 2002 el último año en el que han levantado la copa del mundo, de la mano del legendario Ronaldo Nazario.

Los protagonistas de 2002

No es sorpresa para nadie que una selección como Brasil haya sido capaz de levantar la copa del mundo cinco veces a lo largo de la historia, ya que varias de las más grandes leyendas del fútbol han sido parte del equipo de verde y amarillo. Pelé, Ronaldinho, Roberto Carlos, Rivaldo, Ronaldo y Neymar son unos pocos nombres que han estado en la lista de convocados para jugar en la selección de su país.

Pero en el mundial de 2002 que se jugó en Corea y Japón, fue la última oportunidad en donde Brasil, con una selección espectacular, llegó al dichoso momento en donde Ronaldo alzaba la copa enorgulleciendo a todo su país; añadiendo así otra hazaña de la selección brasileña que pasaría a la historia para siempre.

El camino labrado hacia la copa

En el 2002, la selección que en aquel entonces era liderada por Luiz Felipe Scolari, empezó la competición con el pie derecho, saboreando la victoria desde el mismísimo primer partido; saliendo como líder de la fase de grupos. Ganándole a Turquía por 2-1, con goles de Rivaldo y Ronaldo. Luego, enfrentarse a China no supuso un reto, gracias a la goleada de 4-0. Y por último, se llevaron la victoria por 5 goles a 2 a Costa Rica.

Una vez estando en octavos de final, le dieron la despedida Bélgica con dos goles de Rivaldo y Ronaldo. Para este momento, Brasil había dejado claro que venía a dejarlo todo en la cancha sin haber perdido ni un solo partido desde el comienzo; además de haber ganado con holgura. La posibilidad de llegar a levantar la copa se hacía mayor; teniendo en cuenta que, hasta este punto, Ronaldo habría anotado en todos los partidos.

Pasos firmes hasta la final

Al pasar a cuartos de final, la situación se puso aún más seria, al enfrentarse a Inglaterra, quien lideró el partido primero que los brasileños al minuto 23 por un gol. Aunque, no por mucho, ya que luego la selección de Scolari remontaría con dos goles por encima de los ingleses; aún cuando Ronaldinho fue expulsado con una tarjeta roja al minuto 57. Después de anotar su segundo gol, los de verde y amarillo supieron aguantar frente a Inglaterra y mantener el partido a su favor; terminando el partido 2-1.

Una vez en semifinales, la presión empezaba a sentirse en aquella selección que había brillado desde el mero inicio de la competición; acarreando con ella quien resultaría ser el máximo goleador del mundial de 2002. Y ese mismo potencial título, lo hizo valer en el partido contra Turquía; a quienes se enfrentaban una vez más desde la fase de grupos. El conjunto brasileño salió victorioso con un 1-0 gracias al gol de Ronaldo en el minuto 49.

Se abre la puerta de la final de la copa del mundo

Es aquí donde se decidiría todo, el momento clave en donde Brasil demostraría realmente que no sólo fue un camino espectacular; sino que también sería digno de ganar la copa más prestigiosa del mundo para su país. Enfrentándose a, nada más ni nada menos que, a la selección alemana; que en aquel entonces, se media junto a Brasil en cantidad de copas del mundo a su nombre.

Pero esta vez, el Brasil en de Ronaldo venía a por todas. Dispuestos a llevarse la copa a casa. Un jugador que definitivamente había marcado ese mundial; y que se había proclamado como el máximo goleador. Pero gracias al joga bonito, con un doblete del mismo Ronaldo en la segunda mitad del partido; Brasil se colocaría en la cima de la competición. Por quinta vez, Brasil se proclamaba dueña de la copa del mundo de 2002.

Fue aquel mundial que pondría a Ronaldo en lo más alto. No sólo levantando la copa, sino como el máximo goleador con 8 goles en total de la competición; jugando un papel impecable y decisivo para su selección que eventualmente lo llevaría a la victoria junto a sus compañeros.


Like it? Share with your friends!

Valentina Ricci
De Valencia a Valencia. Venezolana de 24 años amante del fútbol que vive en España.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *