George Russel le dio a Mercedes la primera victoria de la temporada 2022. Una de las más difíciles de los últimos años para las flechas plateadas. Junto con Hamilton manejaron a un ritmo impecable y terminaron haciendo el 1-2 en Interlagos que les permite soñar con el 2023. 

El ritmo que manejaron los pilotos británicos desde la carrera sprint del sábado fue muy superior en comparación con el resto de escuderías. Russell tuvo mucha personalidad a la hora de manejar con ese aire limpio y siempre mantuvo una distancia que le permitía al equipo estar preparado para los posibles undercut de sus rivales. 

Tras el Safety Car ocasionado por un toque entre Magnussen y Daniel Ricciardo. Los Red Bull intentaron presionar la parte de adelante, Max lado a lado con Lewis en la curva 1 termina golpeándolo y afectando su carrera. Posteriormente el neerlandés iba a recibir 5 segundos de sanción por aquel contacto.

La felicidad de George Russell en sus redes sociales:

Por el otro lado, la carrera de Hamilton se convertía en tratar de remontar nuevamente, algo que conseguirá con facilidad gracias al impresionante ritmo que manejo el auto durante el fin de semana. Norris, Vettel, Sainz y finalmente Checo quedaría rezagado por la velocidad de Hamilton con el DRS. 

A falta de 15 vueltas para el final, Lando Norris perdió el motor del McLaren y tuvo que abandonar. Sin embargo, los comisarios de pista no pudieron sacar el monoplaza de la pista lo que originó nuevamente un Safety Car. Con esto, pilotos como Hamilton, Alonso y Sainz que montaban recientemente neumático soft se verían beneficiados. ¿El más perjudicado? Checo Pérez, que tuvo que finalizar la carrera con neumáticos medios desgastados y observó cómo sus rivales lo pasaban vuelta por vuelta. 

Finalmente llegaría la polémica entre los teammates. Una de las batallas más importantes en el final de temporada es el subcampeonato entre Charles Leclerc y Checo. Curiosamente ambos se encontraban detrás se sus compañeros de equipo, Carlos Sainz y Max Verstappen, respectivamente. Por parte de Ferrari vieron muy peligrosa la maniobra y decidieron no ceder al pedido del piloto monegasco. 

Por el lado de Red Bull dejo mucha sorpresa, ya que fue Max quien por radio diría que no lo iba a hacer porque tenía sus razones. Esto impacto en todo el ambiente de la máxima categoría, cuando siempre se ha visto que Checo ha sido de los compañeros de equipo que más ha ayudado a Max en la batalla por el título. 

“No sé porque lo hizo, no entiendo sus razones. Si él tiene dos campeonatos es gracias a mí”, declaro el piloto mexicano. Red Bull ya anuncio que hara todo lo posible para que Checo quede por encima de Charles en Abu Dhabi. Termina la temporada en un giro de 180 grados a como inicio, con Mercedes en la cima ganando; y Ferrari y Red Bull con problemas en la interna por solucionar.

Bandeja servida para la última carrera y los británicos nos dan un pequeño anticipo de lo que no espera con Mercedes para la Formula 1 2023. 


Like it? Share with your friends!

Andrés Pinzón
Periodista Deportivo, fanático del deporte, especializado en Fórmula 1 y fútbol sudamericano.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *