Los Yankees de Nueva York comenzaron con buen pie la Serie Divisional frente a unos Guardianes de Cleveland que únicamente han logrado encajar cuatro carreras en los tres partidos de postemporada que han disputado -dos del comodín y uno de la ALDS-, un registro que deja mucho que desear para los fanáticos de la franquicia de Ohio.

Con menos hits pero con más carreras

Para el primer compromiso de la eliminatoria que se disputó en el Yankee Stadium, ambos conjuntos salieron con sus lanzadores abridores estelares. Por los locales Gerrit Cole (13-8, ERA 3.50; en temporada regular) fue el responsable de llevar las riendas del picheo; mientras que la visita abrió con el derecho de 27 años Cal Quantrill (15-5, ERA 3.38; antes de postemporada).

Los Guardianes comenzaron abriendo el marcador en la alta del tercer episodio con un jonrón solitario del primer bate, Steven Kwan, que colocaba las acciones 1-0 a favor de los dirigidos por Terry Francona. Esta fue la única carrera que pudieron anotarle al pitcher veterano de los Yankees, quien mostró un dominio absoluto en la lomita, permitiendo solo cuatro imparables en seis innings y un tercio de labor.

Muy poco tiempo después -en la baja de la misma tercera entrada- Harrison Bader sacó la pelota por el jardín izquierdo para empatar la disputa a una carrera por bando y borrarles la sonrisa a los pocos fans de Cleveland presentes en la casa de los «Bombarderos del Bronx».

El duelo permaneció empatado por tan solo un inning más. En la quinta entrada llegó la segunda rayita de los Yankees, proveniente de un fly de sacrificio de José Trevino, y en la sexta Anthony Rizzo selló el resultado final de 4-1 con un cuadrangular de dos carreras.

Finalmente, en el box score, el equipo visitante acumuló 6 hits frente a los 5 que pudieron conectar los locales; sin embargo, los del Bronx terminaron «embolsillándose» la victoria.

Situación actual de Cleveland

Los Guardianes deben buscar, con carácter de urgencia, llevarse el segundo juego de esta serie divisional el próximo jueves 13 de octubre en el mismo Yankee Stadium. Si logran establecer el 1-1 como marcador global, los de Cleveland podrían viajar al Progressive Field con la posibilidad de cerrar la eliminatoria en casa. De no darse el caso, tendrían que jugar con la soga al cuello los siguientes enfrentamientos (hay que recordar que las series divisionales son al mejor de cinco).

Para el juego 2

En el choque de este jueves se verán las caras el derecho Shane Bieber, quien vestirá el uniforme de los Guardianes de Cleveland, contra el cubano Néstor Cortes. Ambos buscarán conseguir un balance positivo para sus equipos, con la finalidad de seguir escalando hacia la tierra prometida.


Like it? Share with your friends!

David Benítez - @davirso_benitez
Estudiante de Comunicación Social | Locutor profesional | Redactor de MLB para Hispanic Sports Media

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *