Apenas es la Semana 5, pero Josh Allen está registrando una temporada digna para ser un serio candidato al premio Jugador Más Valioso de la NFL. Lo volvió a demostrar contra Pittsburgh Steelers.

Este domingo 9 de octubre, el mariscal de campo de los Buffalo Bills (4-1) lideró el triunfo 38-3 sobre los Acereros, que vieron cómo el quarterback destrozó su secundaria mermada por lesiones.

Allen lanzó cuatro pases de anotación, todos en la primera mitad, incluyendo dos lanzamientos profundos al receptor Gabe Davis, de 98 y 62 yardas. Los otros dos envíos fueron para Stefon Diggs y Khalil Shakir.

Con 7:20 minutos por jugar en el segundo cuarto, los Bills ya vencían 24-3 a los Steelers.

El resto de los puntos cayeron por obra de un acarreo de 24 yardas de James Cook 24 y un gol de campo de Tyler Bass. Por Pittsburgh, el pateador Chris Boswell completó un FG.

Josh Allen, un QB de marcas

Josh Allen, reemplazado por Case Keenum comenzando el último cuarto, terminó el partido con 20 pases completos en 31 intentos y 424 yardas por aire, 348 en la primera mitad para empatar la segunda mayor cantidad para los primeros dos cuartos en un juego de la NFL desde 1991, 11 menos que las 359 yardas que Patrick Mahomes sumó en un triunfo de Kansas City Chiefs contra Tampa Bay Buccaneers en 2020.

Además, sus 424 yardas aéreas son las segunda mayor cantidad en la historia de Buffalo Bills y la mayor en un juego que se haya definido en tiempo reglamentario.

Allen lidera a la NFL en yardas (1.651) y touchdowns (14), dos renglones que lo puedan llevar al premio MVP de la presente temporada. Falta mucho por recorrer, pero el mariscal está encaminado.

También te puede interesar: Padres gana y avanza a la serie divisional


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *