Real Madrid ganó 0-1 al Getafe en condición de visitante gracias a un gol de cabeza de Eder Militao al minuto 3. El conjunto local apenas atacó y facilitó el encuentro a los ‘merengues’.

Los merengues comenzaron el partido con el fantasma de la eficacia en la cabeza, pero toda oscuridad siempre se acaba y fue gracias a la claridad de Luka Modric quien demostró porqué, más allá de su edad, no puede faltar en el once del conjunto de Carletto Ancelotti.

Getafe salió, en los primeros minutos, metido atrás y resignó la posesión de la pelota, con poco juego asociado y mucho en largo.

Luka Modric, como contra el Atlético de Madrid en la final de Champions del 2014, puso un centro, desde el córner izquierdo, espectacular para Eder Militao que cabeceó solo frente a David Soria al minuto tres de partido.

Después de ahí, el Madrid bajó la intensidad y el pie del acelerador. Getafe, de a poco, se animó un poco, la más clara para el conjunto ‘azulón’ la tuvo Fabrizio Angileri quien puso una pelota para Borja Mayoral, desde la izquierda, y el ex madridista no pudo terminar de empujar. 

En estas idas y venidas con el VAR, una buena tuvo la videoasistencia tras anular un penal sobre Vinicius Jr.,  puesto que la pelota se le fue por el lateral antes de que este se internara al área y Carles Aleñá lo derribara. 

Rodrygo Goes y Luka Modric fueron las claves para que los ‘merengues’ fueran dominante en el juego durante la primera mitad. El croata mandó desde la mitad de la cancha y movió los hilos del conjunto blanco, como quiso, apoyado por un brasileño que decidió muy bien que hacer cada vez que tuvo el balón en sus pies.

Real Madrid aplicó la velocidad crucero

El Real Madrid salió en velocidad crucero para la segunda mitad y con una sola determinación: ganar el partido y mantener el control del mismo. Getafe estuvo en el campo, corrió de un lado a otro, e inquietó a Andriy Lunin una sola vez en todo el segundo tiempo. 

Los segundos 45 minutos sobraron por completo. Los blancos se sintieron cómodos con el resultado y el Getafe prácticamente ni buscó atacar. Cuando pudo, cerró muy bien el conjunto merengue en defensa, y de resto estuvo siempre metido atrás para salir de contraataque, el cual nunca llegó. 

En los últimos minutos del encuentro el Getafe adelantó un poco sus líneas pero, realmente, apenas insinuó peligro a una defensa del blanca que se vio bastante sólida los 90 minutos del encuentro. 

Con esta victoria el Real Madrid es líder transitorio de LaLiga con 22 a tres puntos del FC Barcelona que juega mañana ante el Celta de Vigo. Los próximos partidos de los ‘merengues’ serán el martes antes el Shakhtar Donetsk y el domingo 16 de octubre El Clásico.

También te puede interesar: Brahim Díaz lidera la victoria del Milán ante Juventus


Like it? Share with your friends!

Daniel Arismendi
Periodista. Relato y comentó en @lacasacatv fútbol y tenis. @eldanisports tanto en Twitter como en Instagram

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *