En dos días de electrizantes Playoffs, los Cleveland Guardians lograron derrotar por partida doble y sin dar respiro a los Tampa Bay Rays en una serie que se caracterizó por el increíble picheo de ambas divisas. Ahora les toca prepararse para verse las caras en la Serie Divisional de la Liga Americana ante nada menos que los New York Yankees.

Juego 1 del Comodín

Los Rays y los Guardians fueron los primeros dos equipos en enfrentarse el viernes con el nuevo formato del Comodín, donde ya no se juega a muerte súbita, sino una serie al mejor de tres juegos.

Los lanzadores pautados para el partido fueron Shane McClanahan por la visita, y Shane Bieber por Cleveland.

Ya en el partido, José Siri, un ex Astros, abrió la pizarra en la parte alta del 6to inning con un jonrón inmenso de 403 pies para que los Rays pegaran primero en el encuentro, pero los Guardians respondieron inmediatamente. Apenas media entrada después, específicamente en el cierre del 6to, José Ramírez apareció también con un cuadrangular de dos carreras para darle la vuelta al marcador y terminar liderando al equipo local a la victoria.

McClanahan lanzó 7.0 entradas con dos carreras permitidas, cinco ponches otorgados y ninguna base por bolas. Una actuación formidable más allá de permitir el jonrón que le dio la victoria a los Guardians.

Mientras, Shane Bieber, el Cy Young 2020, tuvo desempeño de 7.2 innings con una carrera permitida, ocho bateadores abanicados y solo una base por bolas para llevarse la victoria.

Juego 2 del Comodín

Cleveland llegó al partido del sábado sabiendo que, de sacar una victoria más, estaría instalado en la Serie Divisional de la Liga Americana. Y, por supuesto, los Rays sabían que tenían la obligación de ganar para forzar un tercero y definitivo.

Ambos eran conscientes de sus necesidades, y lo que hicieron fue regalar una locura de juego de pelota: en 15 entradas, los Guardians, con un jonrón de Óscar González, lograron vencer a Tampa Bay y avanzar de ronda.

El juego de hoy, fue casi una repetición del juego de ayer. Los lanzadores fueron los protagonistas todo el compromiso, con el bonus de que hoy ambas franquicias jugaron una defensa exquisita. A destacar una jugada tremenda de José Ramírez en el inning 12 para evitar que los Rays anotaran. Definitivamente fue una acción de aquellas que ganan partidos.

Con todo y que Kevin Cash se la jugó trayendo a Corey Kluber en el inning 14 elevando una plegaria, la estrategia, desafortunadamente, no le terminó saliendo.

Ahora a pensar en la Serie Divisional

Los Guardians, en el primer año de la franquicia con ese nombre, lograron meterse en el fuego del béisbol de octubre. Teniendo en cuenta las participaciones de los Indians, su antigua identidad, no jugaban la Serie Divisional desde 2018.

Los dirigidos por Terry Francona se enfrentarán ahora a los Yankees, el equipo que más expectativas lleva consigo año tras año, y más ahora con la histórica temporada de Aaron Judge y, por supuesto, por la buena campaña que lograron hacer en temporada regular.

Más sobre deportes: real-madrid-supera-1-0-al-getafe

Claramente no llegan como los favoritos a la serie contra los Bombarderos del Bronx, pero en el béisbol cualquier cosa puede pasar. Veamos.


Like it? Share with your friends!

Aaron Barboza

Estudiante de Comunicación Social. Deporte y medios como forma de vida. Sígueme en Instagram @aaronbarboza3.0

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *