El Mundial de Argentina 1978 está marcado no solo por el primer triunfo de la ‘albiceleste’ en una Copa del Mundo, sino también por el panorama político y social del país en esa época. Una dictadura militar que utilizó el prestigioso torneo como fachada y una nación que vio cómo Mario Alberto Kémpes se convirtió en ídolo por sus goles.

Argentina levantando el trofeo de campeón

Primera Fase

En ese entonces, el Mundial lo jugaban 16 selecciones y estaba compuesto por dos fases y por último la definición por la copa. En esa primera instancia, Argentina se enfrentó con Italia, Francia y Hungría, un grupo para nada fácil. Pero los dirigidos por César Luis Menotti tenían la presión de saber que en casa, el título era lo único aceptable.

En un Estadio Monumental abarrotado con 71 mil espectadores, Argentina debutó con victoria 2-1 contra los húngaros. Con los nervios del debut fuera, el equipo se fue soltando y contra Francia repitió la dosis del 2-1, gracias a los tantos de Passarella y Luque. A diferencia de hoy, las victorias en 1978 valían dos puntos.

Con Argentina ya clasificada, se enfrentaron en el último partido del grupo a la siempre complicada Italia. Menotti y compañían querían culminar la primera fase de forma perfecta, con tres triunfos en tres partidos. Pero la ‘azurra’ arruinó los plantes en Buenos Aires, venciendo a los locales por 0-1. De esa manera, los europeos avanzaron como primeros, mientras que los sudamericanos fueron su escoltas.

Segunda Fase

Para la próxima instancia del Mundial, Argentina estuvo emparejada en el grupo con Brasil, Polonia y Perú. Contra el conjunto europeo empezó el show de Kempes. Doblete en el Estadio Gigante de Arroyito en Rosario para darle los primeros dos puntos a la albiceleste. En ese mismo recinto, jugaron el superclásico de Sudamérica contra Brasil, que terminó en empate 0-0 con poco brillo desde lo futbolístico.

Entonces llegó uno de los momentos más polémicos en la historia de los Mundiales. Brasil (3 puntos) y Argentina (3 puntos) llegaron al último partido jugándose la clasificación a la fase final. La ‘canarinha jugaba contra Polonia (2 puntos) y la albiceleste contra Perú (eliminada). Los brasileños jugaron su partido primero, ganando 3-1. Eso dejaba a Argentina clasificada, pero para ganar el grupo, tenían que ganar por diferencia de cuatro goles.

Ante ese panorama, Argentina ganó 6-0 a Perú con otro doblete de Kempes, y terminó primera de grupo. Aunque no se pudo comprobar, diferentes periodistas aseguran que el gobierno incidió para arreglar el partido y hacer que el equipo local clasificara como primero. En algún momento la FIFA amenazó con investigar el partido y quitarle el título, pero no hubo mayor avance.

Final

En el otro grupo de la segunda fase, Países Bajos superó en su grupo a Italia, Alemania Federal y Austria para llegar así a su segunda final de Mundial consecutiva. Como en 1974 contra los alemanes, nuevamente la ‘naranja mecánica’ se encontraba con la selección local en la definición del torneo. Un encuentro que se jugó en el Monumental de Buenos Aires, con un estadio repleto animando a Argentina. El ganador levantaría el trofeo por primera vez en su historia.

Las cosas empezaron bien para el equipo de Menotti. Kempes apareció en el 38′ para adelantar a Argentina con su quinto gol en el torneo. Todo iba bien y cuando parecía que la albiceleste ganaría el partido, el neerlandés Nanninga anotó en el 82′ para mandar el partido al tiempo extra y así poner máximo suspenso.

Por suerte para Argentina, el golpe del gol tardío no los desconcentró a los jugadores y supieron reaccionar en la prórroga. Kempes hizo presencia de nuevo en el marcador para poner a su equipo por delante. Ese tanto le dio la bota de oro del Mundial, con 6 goles. Y para evitar otro balde de agua fría, Bertoni sentenció el partido al 115′. Al final fue victoria 3-1 y llegaba así el primero de los dos Mundiales que tiene el país en la historia.

Sigue acá todo el contenido de Qatar 2022


Like it? Share with your friends!

Juan Sarcos

Colaborador en Hispanic Sports Media. @juansarcos_1996 en Instagram.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *