Loading...

Al borde de la Semana 3 es muy pronto pronosticar a los equipos que participarán en el Super Bowl LVII, pero Buffalo Bills, con Josh Allen y Stefon Diggs al frente, parece una franquicia candidata al anillo.

A pesar de que solo han transcurrido dos semanas de acción en la NFL, hay varias razones por las que podemos considerar a la mancuera Allen – Diggs como la fórmula de los Bills para llegar al partido por el trofeo Vince Lombardi.

Buffalo marcha 2-0 tras vencer a los campeones defensores Los Ángeles Rams (31-10) y luego de aplastar 41-7 a los Tennessee Titans. Su defensiva no ha permitido más de 10 puntos en ninguno de los dos compromisos y su producción ofensiva es de campeonato.

El show de Josh Allen contra Titans

Contra los Titans, Josh Allen lanzó cuatro pases de anotación y es uno de los cuatro mariscales de campo con siete envíos para touchdown en lo que va de temporada, coliderando ese renglón.

Allen tiene el segundo mejor porcentaje de pases completos (75.4%), cuarto en yardas (614) y solo ha sufrido dos intercepciones.

Pero del QB de 26 años está más que probado en la liga. Sabemos que tiene el potencial para marcar una época y que ponerse anillos en las manos depende más de sus socios. Uno de ellos es Stefon Diggs, por lo pronto, el mejor receptor en lo que va de campaña.

Loading...

Diggs recibió tres de los cuatro envíos para puntos de Allen contra Tennessee y llegó a cuatro recepciones de anotación. Además, es segundo en la NFL en yardas tras atrapadas, con 270, solo por detrás de la nueva estrella de Miami Dolphins, Tyreek Hill.

Equilibrio perfecto

Si bien Josh Allen tiene otros blancos como Gabe Davis e Isaiah McKenzie, Stefon Diggs es su mejor aliado. Con el WR dos veces llamado al Pro Bowl ante los Titans, Allen superó las 300 yardas por aire por decimoquinta ocasión en su carrera y eso sin jugar el último cuarto.

Otro dato alentador es que los Buffalo Bills han superado los 30 puntos dos veces en las primeras dos semanas tras lograrlo en nueve ocasiones la temporada anterior.

En la retaguardia, su defensiva limitó a Tennessee Titans a 182 yardas en ofensiva en sus primeros 12 downs, registrando dos capturas y obligando a cuatro cambios de posesión.

El desempeño de todas las líneas de los Bills están generando un equilibro perfecto de responsabilidades en el emparrillado que pueden hacer soñar al equipo del coach Sean McDermott. Estamos lejos de la postemporada, pero Buffalo ya parece un equipo de Super Bowl.

También te puede interesar: Patrick Mahomes y un espectacular inicio de temporada: 7 TD, 595 yardas y sin intercepciones

Loading...

Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.