Loading...

Russell Wilson se presentó en Lumen Field como en las 10 temporadas anteriores, pero esta vez con el uniforme de los Denver Broncos y recibiendo abucheos. Y vivió una auténtica pesadilla.

La noche de este lunes 12 de septiembre, los Broncos cayeron 16-17 ante los Seattle Seahawks en el primer Monday Night Football de la campaña, un curioso debut del campeón del Super Bowl XLVIII con el jersey anaranjado, enfrentándose a su exequipo y justo en la Semana 1 de la temporada.

Lo llamamos pesadilla, porque Wilson sufrió lo peor que le puede pasar a un mariscal de campo: no pasar el ovoide cuando tiene que hacerlo. En muy buena parte, por culpa del entrenador en jefe Nathaniel Hackett.

Del lado de Seattle, el quarterback Geno Smith lanzó dos pases de touchdown en la primera mitad, uno de 38 yardas a Will Dissly en su primera posesión de balón y otro envío de 25 yardas a Colby Parkinson en el segundo cuarto. Terminó su actuación con 23.28 en pases y 195 yardas.

La ofensiva de los halcones marinos hizo poco y nada en la segunda parte, luego de los dos touchdowns de Smith en la primera parte y un gol de campo de Jason Myers. En un escenario normal hubiese perdido el juego, pero las decisiones de los Broncos favorecieron a Seattle.

Russell Wilson y las decisiones de Hackett

Loading...

Los errores de Denver, que incluyeron dos pérdidas de balón en la yarda en la segunda mitad, se complementaron con las decisiones de su coach con el reloj para sucumbir.

Russell Wilson completó 29 pases en 42 intentos para 340 yardas y un touchdown, pero los Broncos no pudieron ser más efectivos en la zona de anotación. Los corredores Melvin Gordon III y Javonte Williams perdieron el balón en jugadas en la yarda 1, en las que sorprendentemente no apostaron por un pase corto del estelar QB.

En la recta final del encuentro, Denver se encontraba en cuarta oportunidad y 5 yardas por avanzar en la yarda 46 de Seattle y le quedaban tres tiempos fuera. ¿Qué haríamos? ¿Le damos el ovoide a nuestra mariscal con contrato millonario, campeón de un Super Bowl y con 35 remontadas en el último cuarto? La respuesta es afirmativa para casi todos, menos para el entrenador Nathaniel Hackett.

Hackett pidió un tiempo fuera, pero en lugar de intentar una jugada de pase, ordenó que Brandon McManus, que venía ya de anotar tres goles de campo, lo intentara desde la yarda 46. Y la falló.

En la Semana 2, los Seattle Seahawks (1-0) visitarán a los San Francisco 49ers (0-1), mientras que los Denver Broncos (0-1) recibirán a los Houston Texans (0-0-1).

También te puede interesar: Patrick Mahomes fue la gran estrella del primer domingo de NFL: cinco TD y 360 yardas

Loading...

Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.