Todos deberíamos estar concentrados en el debut del campeón defensor de la NFL, Los Ángeles Rams, pero el regreso de Tom Brady tiene todas las miradas en la Conferencia Nacional (NFC, por sus siglas en inglés).

Cuarenta días duró el retiro del siete veces ganador del Super Bowl, quien reflexionó sobre su presente futuro y entendió que aún tiene ganas de demostrar por qué lo llaman The GOAT.

Su retorno en los Tampa Bay Buccaneers tiene varios asteriscos, como la salida del coach Bruce Arians, quien pasó a la directiva, y Todd Bowles tomó su lugar. Sigue contando con el receptor Mike Evans, pero no más con Rob Gronkowski, y Brady ha pedido al equipo tener más ayuda en el ataque terrestre.

La defensiva se ha reforzado con varios safeties, pero lo más importante para Tampa Bay es que linebackers como Devin White y Lavonte David recuperen su mejor nivel.

Los Bucs están en la división Sur de la NFC, que sería una de las más flojas, con los New Orleans Saints dirigidos ahora por quien fue su coordinador defensivo, Dennis Allen; con unos Atlanta Falcons en reconstrucción; y los Carolina Panthers, aferrados al QB Baker Mayfield y a que las lesiones dejen en paz al estelar corredor Christian McCaffrey.

Los Rams quieren volver a reinar en la NFL

Sin Odell Beckham Jr., pero con Allan Robinson II. Sin Andrew Whitworth ni Von Miller, pero con Joe Noteboom en ascenso y la llegada del linebacker Bobby Wagner. El resto lo conocemos por su pletórica actuación en 2021, el Super Bowl obtenido y con todas las posibilidades a su favor.

Los Ángeles Rams deberían ganar cómodamente el Oeste de la NFC, donde son el único equipo con tranquilidad. Los Arizona Cardinals y el mariscal de campo Kyler Murray no están teniendo un matrimonio feliz, algo que puede costarle el puesto al coach Kliff Kingsbury.

El rendimiento y la salud de Murray, cómo rendirá desde la Semana 1 el receptor Marquise Brown y cómo se reintegrará el suspendido WR DeAndre Hopkins son las claves de los Cards, que tienen como amenaza para terminar segundos a los San Francisco 49ers, entre la certeza y la duda con la elección del mariscal Trey Lance sobre Jimmy Garoppolo y su dependencia del juego terrestre.

Por los Seattle Seahawks, no esperemos algo más que el sótano, luego de la salida del QB Russell Wilson en ofensiva y del LB Jimmy Wagner en la retaguardia.

Otra vez Aaron Rodgers

Los Green Packers tienen el mismo objetivo todas las temporadas: ganar el Norte de la NFC y tener el mejor récord de la Conferencia para tener ventaja en postemporada, pero la fórmula ofensiva ya no tiene a Aaron Rodgers y a Davante Adams.

Adams se marchó a Las Vegas y ahora Allen Lazard es el que está llamado a ser el receptor que haga mancuerna con A-Rod, luego de registrar sus mejores números en 2021 en recepciones (40), pases lanzados a él (60), yardas (513) y touchdowns (8).

Los empacadores, sin duda, van a ganar la división, pero eso es lo mínimo que les exigen. ¿Podrá la defensiva y sus equipos especiales sostenerse en Playoffs?

La división Norte de la NFC es la que tiene a los Detroit Lions y a los Chicago Bears, ambas franquicias destinadas a naufragar mientras reorganizan sus filas. Ojo con los Minnesota Vikings, que se reforzaron defensivamente, que tienen un nuevo entrenador en jefe con Kevin O’Connell y quien puede potenciar el talento de la ofensiva liderada por el QB Kirk Cousins, el corredor Dalvin Cook y el receptor Justin Jefferson.

Bienvenida a los Commanders

La franquicia de Washington tiene nuevo nombre: Commanders, que tienen un nuevo comandante en la ofensiva: el mariscal de campo Carson Wentz.

Las dudas en torno al equipo pasan precisamente por Wentz, quien tiene grandes herramientas como al receptor Terry McLaurin y el RB Antonio Gibson, ambos con más de 1.000 yardas en 2021.

Lo mejor de los Commanders es su defensiva, pero sus aspiraciones, que deberían pasar por el comodín desde el Este de la NFC, dependerán de la salud del ala Chase Young.

El Este de la NFC es la división más pareja, pero no la mejor. Los pronósticos apuntan a que los Dallas Cowboys serán los reyes de este grupo, pero no es una versión de los vaqueros que apunte al Super Bowl.

Mantienen el talentoso brazo de Dak Prescott, pero la salida del receptor Amari Cooper deja muchas dudas. ¿Regresarán a tiempo Michael Gallup y James Washington? Beckham Jr. está sin equipo…

En el caso de Philadelphia Eagles, presumen una de las ofensivas más talentosas de la NFL, no solo para competir, sino para asomarse como posible ganador de esta división sobre los Cowboys.

Ese tren formado por el mariscal Jalen Hurts, tres receptores de primer nivel como A.J. Brown, Devonta Smith, ganador del Trofeo Heisman en 2020, y el ala cerrada Dallas Goedert, además del corredor Miles Austin en el backfield, pueden producir muchos puntos.

Sobre los New York Giants, los síntomas son claros. Quinto coach distinto y tercer gerente en ocho años en la NFL, la poca ayuda que recibe el joven QB Daniel Jones y la incertidumbre sobre las lesiones de Saquon Barkley los llevarán al fondo.

También te puede interesar: NFL: Bills, Bengals, Colts y Chiefs son los equipos a vencer en la AFC


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *