Loading...

Tal parece que hablar de récords de victorias activó una especie de maleficio en Nueva York. En el Bronx pasaron de un estado de euforia a preocupación. Suena un tanto dramático, sin embargo, tras 5 series perdidas de forma consecutiva, y 4 blanqueadas en los últimos 7 partidos, empiezan a sonar las alarmas, y con razón. Lo que en principio parecía una mala racha, empieza a asentarse como una realidad ¿Qué fue lo que cambió? 

En números:

Los Yankees han perdido 13 de sus últimos 15 juegos. Desde el Juego de las estrellas, tienen récord de 8-17; su efectividad colectiva pasó de 3.28 a 4.06, quinta peor de la Liga Americana y apenas han producido 9 carreras en los últimos 6 juegos. Al inicio del bache los brazos tambalearon, y en los últimos encuentros la ofensiva no respondió cuando el pitcheo mejoró. 

Ahora bien, mientras Aaron Judge pule su candidatura al MPV; el recién llegado Benintendi no ha encontrado el ritmo; Josh Donaldson (.223/.305/.384), Kiner-Falefa (.269/.318/.322) y Aaron Hicks (.218/.339/.305) no producen lo esperado.

Lesiones:

Como si de fantasmas acechando se tratase, las lesiones volvieron a golpear al equipo, que había mantenido buena salud los primeros meses de campaña. 

Stanton, una de las bujías del lineup, está fuera desde el 24 de julio por un dolor en el tendón de aquiles izquierdo, se ha perdido más de 20 partidos y su ausencia terminó pasando factura en la producción.

Por su parte, el resurgimiento de Matt Carpenter, que había conectado 15 jonrones e impulsado 37 carreras en 47 juegos, se vió frustrado tras fracturarse el pie con un foul. Afortunadamente, no necesitará cirugía y sigue viva la posibilidad de su regreso a finales de septiembre. Su vuelta, podría coincidir con el debut del recién llegado Harrison Bader, deseado para cubrir las falencias de Aaron Hicks en el jardín central. 

Loading...

Entretanto, la rotación también se llevó su cuota de dolor. Luis Severino, empezó las sesiones de bullpen, sin embargo aún no tiene fecha de regreso. El bullpen, que perdió por el resto de la temporada a Michel King a causa de una fractura de codo, podría recuperar a Miguel Castro, una incorporación importante tras los últimos descalabros de Clay Holmes, que también entró a la lista de lesionados por un dolor de espalda.

Pensando en la playoffs

La única razón para no desesperar es la ventaja que mantienen sobre sus rivales divisionales, 9 juegos siguen siendo una diferencia notable. Sin embargo, con 8 semanas restantes en el calendario y la división en el bolsillo salvo una genuina debacle, los Yankees deben pensar en playoffs.

¿Puede este equipo alcanzar la imagen indimitante y casi invencible que portaban hasta hace un mes y medio? Empezar a ganar series y entrar con ritmo ganador a la postemporada es el objetivo, y la luz al final del túnel podría estar cerca.

Para tratar de navegar estas aguas turbulentas, los Yankees literalmente hicieron un “llamado” de emergencia a sus granjas. Subieron al venezolano de 23 años, Oswaldo Cabrera, de gran temporada en Triple-AAA a nivel ofensivo, y junto a él, trajeron de regreso al jardinero central Estevan Florial. 

Aún están a tiempo de retomar la senda de la victoria, la chispa que pueden aportar los nuevos rostros, el enorme momento de Aaron Judge, la mejora del pitcheo, además del esperado regreso de Stanton y LeMahieu al lineup, pueden ser claves para encontrar el rumbo victorioso en un equipo que al momento, se ve tan cerca de octubre y tan lejos de la Serie Mundial.

También puedes leer: Continúan los problemas para los Dodgers

Loading...

Like it? Share with your friends!

Ana Valeria Reyes
Colaboradora en Hispanic Sports Media. El deporte se unió con mi pasión de contar historias, acompáñame en @valedeportes en instagram.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.