El día de ayer el Real Madrid venció 2-0 al Eintracht Frankfurt en la Supercopa Europea que se disputó en el estadio Olímpico de Helsinki. David Alaba abrió el marcador al minuto 37 y Karim Benzema selló el triunfo al minuto 65 tras una gran jugada colectiva.

Con este triunfo el Real Madrid consiguió su 5ta Supercopa y el 3er título en la temporada. Además Carlo Ancelotti obtuvo su 23er título como entrenador.

En esta ocasión vamos a analizar las claves a nivel táctico que le permitieron al Real Madrid quebrar el orden defensivo del Eintracht Frankfurt.

Eintracht en defensa

El equipo alemán optó por replegarse en un bloque medio, bajo una estructura de 5-4-1.

La idea evitar que Vinicius pudiera ser activado en profundidad, cerrar los pasillos interiores con muchos jugadores para evitar que Benzema y Modric pudieran hacer daño en esa zona, y orientar el ataque del Madrid hacia los costados.

Eintracht en defensa

A pesar de que el equipo blanco invitaba al Frankfurt a que lo fuera a presionar, los alemanes se mostraron muy ordenados en seguir el plan de juego, reuniendo a los 10 jugadores de campo en un bloque de 30 metros.

Habían ciertas reglas en el planteamiento defensivo del Eintracht, por lo general entre los mediocampistas Sesbatian Rode y Djibril Sow se repartían las responsabilidades de seguir a Toni Kroos y Luka Modric.

Cuando el croata adelantaba su posición para jugar por detrás de la línea de mediocampistas alemanes, Sow tenía tendencia a seguirlo, mientras que Rode sin dejar la línea, referenciaba a Kroos.

Al inicio del partido este planteamiento le dificultó la fluidez ofensiva al Real Madrid debido a la buena coordinación de movimientos que tenían los jugadores alemanes.

Kroos no encontraba líneas claras de pase y tampoco podía activar a Vinicius en profundidad. Modric no lograba recibir entre líneas y tampoco podía ser receptor de las descargas de Benzema que era referenciado por un defensor central.

Ahí es donde el equipo de Ancelotti utilizó otra herramienta para generar peligro en ataque.

Atraer a los carrileros con la posición baja de los laterales

Toni Kroos tenía dificultades para hacerle llegar el balón entre líneas a Modric y Benzema debido a la densidad de jugadores que el Frankfurtk tenía en su segunda línea defensiva.

El antídoto ante esto fue retrasar la posición de Mendy y Carvajal para que jugaran a pocos metros de Alaba y Militao, creándole una duda a los carrileros Ansgar Knauff y Christopher Lenz:

  • Seguir al lateral: En caso de que Knauff o Lenz decidieran ir a buscar a alguno de los laterales del Madrid, ahí se generaba una distancia entre carrilero y central que Vinicius por izquierda o Valverde por derecha aprovechaban para atacar en profundidad.

De hecho con esa jugada se generan los dos goles del conjunto blanco.

  • No ir a buscar al lateral: Cuando esto sucedía Mendy y Carvajal utilizaban su posición lateralizada para filtrarle el balón a Modric o a Benzema, facilitando la recepción entre líneas.

El orden de Eder Militao y David Alaba en la salida del balón

Los centrales son una pieza clave en la salida del balón, primero su conducción sirve para atraer rivales y segundo con el pase entre líneas pueden generar que los mediocampistas reciban en una zona importante.

Este rol cobra mayor importancia cuando el rival decide replegarse como sucedió ayer, por eso el orden que Eder Militao y David Alaba le dieron a la salida del balón del Real Madrid fue un factor importante para que el equipo pudiera progresar en ataque.

Mapa de pases de Militao y Alaba

Además siempre estaban posicionados para reaccionar ante la pérdida de balón, resguardando el carril central.

Conexión Vinicius- Benzema

En el fútbol existen diferentes tipos de superioridades que un equipo puede desarrollar, una de las más importantes es la «superioridad socio-afectiva» que se entiende como el desarrollo en la relación de los jugadores.

Por ejemplo una de las relaciones socio-afectivas más famosas en el fútbol pueden ser: Messi-Iniesta-Xavi, Xavi-Iniesta, Messi-Neymar, Casemiro-Modric-Kroos.

Una de las claves en la mejora del Real Madrid en los últimos años ha sido el desarrollo de la conexión Karim Benzema-Vinicius Junior. A pesar de que son jugadores que se contraponen por características, Benzema es más asociativo y Vinicius más explosivo, se complementan de gran forma.

Ayer nos dieron otra muestra de lo que son capaces de hacer cuando se juntan, en la jugada que genera el córner del primer gol y en el segundo gol, se puede apreciar lo bien que se entienden estos dos.

La paciencia de Kroos, Modric y Casemiro

Cuando el Real Madrid se enfrenta a un equipo con una propuesta como la del Eintracht Frankfurt, la paciencia de los mediocampistas es vital a la hora de desorganizar al rival desde la posesión del balón. Ayer Toni Kroos, Luka Modric y Casemiro dieron una masterclass al respecto.

Carlo Ancelotti es un entrenador que se caracteriza por no ser tan estricto tácticamente cuando el equipo tiene el balón, esto le otorga una libertad de movimientos a sus jugadores cuando atacan. Ahí es donde se destacan Kroos y Modric.

Por una parte el alemán es el jugador más capacitado para dar ese pase inicial que srompe líneas defensivas, esto se observa cuando el equipo está saliendo desde el fondo, donde Kroos suele retrasar su posición para tomar contacto con el balón.

Mapa de calor: Modric, Kroos y Casemiro

En cambio el croata funge más como el enlace del equipo recibiendo el esférico a espaldas de los mediocampistas rivales y juntando a sus compañeros a través del pase.

Ahí es donde Casemiro entra como la pieza ideal para este tridente porque le da equilibrio necesario al mediocampo y se encarga de vigilar las zonas a espaldas de Kroos y Modric, pero el día de ayer se mostró muy certero con el balón en los pies y esto le aportó una fluidez necesaria al Madrid.

La paciencia que tuvieron estos tres fue lo que le permitió al equipo quebrar el orden defensivo del Frankfurt, iban intercambiando alturas constantemente y encadenando pases para ir sorteando las líneas de presión.

Otro título

El Real Madrid es un equipo que se acostumbró a ser campeón en los últimos años, cuando muchos puristas del fútbol le quitan mérito a sus éxitos porque el equipo no «juega bien» o le dan más peso a la «suerte», ellos siguen ganando títulos importantes.

Lo de ayer fue una muestra de lo bien que está trabajado el equipo, Ancelotti sabe que jugadores como: Kroos, Modric y Benzema, necesitan libertad en ataque para poder desarrollar su fútbol y en defensa el rombo de Thibaut Courtois- David Alaba- Eder Militao- Casemiro es capaz de controlar las cosas.

Seguramente el Madrid no sea el equipo más vistoso a nivel táctico, pero sus jugadores tienen tanto tiempo jugando juntos que saben cómo disputar este tipo de partidos y ayer lo volvieron a demostrar.


Like it? Share with your friends!

Eduardo Vidal

Analista deportivo especializado en fútbol, baloncesto y fútbol americano

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *