La dinastía de los Golden State Warriors vuelve al trono. Tomó algo de tiempo, pero la franquicia de San Francisco ha protagonizado la reconstrucción más rápida y exitosa en la historia moderna de la NBA.

La noche de este jueves 16 de junio, los Warriors se proclamaron campeones de la NBA, luego de vencer a los Boston Celtics 103-90 en el TD Garden, unas Finales que se definieron con el Juego 6 (4-2).

Es el séptimo anillo para Golden State en su historia, el cuarto en los últimos ocho años en los que jugaron seis de las series de por el trofeo Larry O’Brien.

Stephen Curry fue reconocido como el Jugador Más Valioso de las Finales. Dejó postales como este triplazo en el tercer cuarto, parte de su actuación de 32 puntos, siete asistencias, siete rebotes, 12-20 en tiros de campo y 6-10 en triples. Imperial.

Solo en la primera mitad, los Celtics registraron 12 pérdidas, su talón de Aquiles durante los seis encuentros ante los Warriors, que aprovecharon cada error de los locales para aumentar su ventaja en el marcador.

Al medio tiempo, Golden State superaba a su rival 54-39, una diferencia de 15 unidades. Sin embargo, los Celtics recortaron distancias en el tercer cuarto, superando a los Warriors en el período 27-22 y dejando el parcial 76-66.

Pero el daño ya estaba hecho.

Golden State Warriors

Golden State Warriors: Los mejores del Juego 6

Los Warriors mantuvieron su tónica defensiva en el último cuarto, jugando con el reloj y resistiendo al empuje de los Boston Celtics. Pero en el tramo final, los celtas no pudieron revertir el resultado, tras 21 pérdidas en total, un puñal en cuerpo propio.

Además de la estelar actuación de Curry, Andrew Wiggins volvió a ser clave con 18 puntos, seis capturas, cinco asistencias y luciéndose en defensa con cuatro robos y tres tapas.

Con doble dígito, también destacaron Jordan Poole (15), Draymond Green (12) y Klay Thompson (12). Los últimos dos, al igual que Curry, ganaron su cuarto anillo.

Golden State Warriors

Los Warriors pasaron dos temporadas sin estar en las Finales, luego de la marcha de Kevin Durant y la gravísima lesión de Thompson. Con el regreso de Klay y una estupenda reconstrucción de plantel, el equipo de Steve Kerr ha vuelto a la cima.

Hemos sido testigos del retorno de la dinastía.

También te puede interesar: Así se vivió el Juego 4 entre Celtics y Warriors desde adentro del TD Garden


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.