El día de ayer se disputo el juego 3 de las finales de la Conferencia Oeste entre Golden State Warriors y Dallas Mavericks, el marcador finalizó 109-100 para el conjunto de la Bahía que se pone a una victoria de acceder a las Finales de la NBA.

Steve Kerr ha demostrado a lo largo de estos tres juegos la razón por la cual es considerado como una de las mentes más brillantes del baloncesto en los últimos años, específicamente en el costado defensivo.

En la época del baloncesto de post-temporada, donde el juego se transforma en una batalla de ajedrez, la figura del entrenador toma un peso muy importante. Sobre todo para el plan de juego de cada partido y los ajustes durante el mismo.

Lo más interesante de esta serie es la batalla constante entre Steve Kerr y Luka Doncic. Por un lado tenemos al entrenador consagrado que se destaca en el plan de juego y los ajustes, enfrentando a uno de los jugadores más inteligentes en el costado ofensivo de la NBA.

Antes del inicio de estas finales de conferencia, existían algunas incógnitas alrededor de la defensa de los Warriors ante Doncic. En temporada regular se vieron las caras cuatro veces y Luka promedió 31.5 puntos, 9 rebotes, 5.5 asistencias.

Así como en los playoffs del 2018 contra los Houston Rockets, Kerr ha sacado a relucir su capacidad para crearle contextos favorables a sus jugadores y poder anular una gran ofensiva como la de Dallas.

No exponer a sus peores defensores

Luka Doncic es un jugador con una lectura de juego y rapidez mental muy por encima del promedio de la liga y por eso es tan difícil poder defenderlo.

Se le hace fácil captar las tendencias de una defensa, detectar las debilidades y utilizarlas a favor, así como JJ Redick lo menciona en el vídeo de abajo.

Una de las incógnitas más interesantes antes del inicio de esta serie era «Cómo hará Steve Kerr para esconder en defensa a Stephen Curry y Jordan Poole». Después de tres juegos, tenemos una respuesta clara.

Cada vez que Dallas buscaba realizar bloqueos directos para involucrar a Curry o Poole en la acción, GSW defendía de la siguiente manera:

Antes de que el jugador de Dallas hiciera el bloqueo directo, Curry/Poole adelantaban su posición para retener a Luka por unos segundos, esto le permitía a Wiggins recuperarse y terminar defendiendo al esloveno.

Doncic solo ha podido atacar a Curry en 20.7 posesiones y le ha anotado 9 puntos, mientras que a Poole lo ha atacado en 10.4 posesiones, anotándole 10 puntos.

Luka Doncic solo le ha podido anotar 19 puntos a los dos «peores defensores» de Golden State en tres partidos, habla del gran plan defensivo por parte del entrenador de los Warriors.

Distintas formas de defender

Otra de las claves del planteamiento defensivo por parte de los Warriors está siendo su variabilidad de esquemas defensivos a lo largo del juego.

En los 7 minutos iniciales del primer cuarto en el juego 1, GSW utilizó 5 tipos de defensas: Trap, hedge, switch, box and one y zona 2-3. Esta tendencia se ha mantenido durante el juego 2 y 3.

Lo que ha generado Golden State con esta cantidad de esquemas defensivos es lograr meterse en la cabeza de Doncic y obligar al esloveno a tener que adivinar en cada posesión el esquema defensivo.

Defensa de pre-switch entre Curry y Green, y hedge por parte de Curry
Defensa en zona 3-2
Defensa en switch
Defensa en zona 2-3

En esos cuatro vídeos se pueden apreciar alguno de los esquemas defensivos que los Warriors utilizaron en el juego 3.

La defensa 1v1

No solo necesitas tener buenos esquemas defensivos para poder detener un ataque como el de Dallas, también es necesario contar con jugadores que sean capaces de defender mano a mano o por lo menos mantenerse frente al jugador con el balón mientras llegan las ayudas defensivas.

Ahí es donde la figura de Andrew Wiggins empieza a destacar en el equipo de la Bahía.

Wiggins está dando un paso al frente en un contexto tan importante como las finales de conferencia ante un anotador de la talla de Luka Doncic.

A pesar de que en el juego 3 Doncic le anotó 23 puntos a Wiggins, no ha sido una tarea fácil para el esloveno poder anotarle al canadiense.

El 22 de los Warriors es un jugador que sabe defender de forma muy física y busca desgastar a Luka en cada posesión. Es capaz de contenerlo sin contar la diferencia de peso entre ambos favorable al esloveno.


Like it? Share with your friends!

Eduardo Vidal

Analista deportivo especializado en fútbol, baloncesto y fútbol americano

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.