Kylian Mbappé prefirió quedarse en PSG a ir al Real Madrid. El delantero francés de 23 años puso fin a la novela justo antes del término de la Ligue 1, en un acto previo al duelo contra Metz. Junto con el presidente Nasser Al-Khelaifi y compartiendo ambos una camiseta parisina con el dorsal Mbappé 2025, selló su destino.

Luego celebró con tres goles, para quedar con 28 en la Ligue 1.

Para muchos, escogió dinero sobre gloria, por lo que representa unirse a un club como el Madrid. Y no hace falta mucha explicación: el Merengue es el rey de la Champions, está en la final de la edición actual y su camiseta ha sido vestida por muchas de las leyendas de la historia del fútbol, incluyendo Zinedine Zidane, el gran genio de Francia.

PSG puso sobre la mesa un sueldo anual de 100 millones de euros más 300 millones de euros por la renovación de tres años, entre otros detalles. Elementos “mínimos” que incluyen la toma de decisiones (presuntamente) sobre el técnico y el director deportivo del club, Mauricio Pochettino y Leonardo.

“París se arrodilla ante ti”, usando la famosa frase del cantante argentino Sandro.

La gran «tragedia» española

La reacción desde la capital española no se hizo esperar. El drama, la calificación de “traición” por la decisión, ya que según la prensa local Mbappé ya había dado el sí a Florentino Pérez. Quizá si ocurría con cualquier otro club no se creaba una situación igual, pero el Madrid es el Madrid y sus seguidores, una legión hecha una furia.

Mbappé tiene 23 años, ya ganó un Mundial y físicamente está hecho un toro. Tiene gloria y tiene salud. Ahora cuenta con (muchísimo más) dinero. ¿Debe estar preocupado por la reacción del Madridismo, por la indignación, por todo lo que generó en España, su decisión?

Nah. Mbappé sonríe.

Kylian Mbappé
Kylian Mbappé

Está en su casa, puede liderar un proyecto en su hogar y ganando todo el dinero del mundo. Tiene una oportunidad anual, al menos por diez años más, de ganar la Champions, su objetivo principal.

¿A Mbappé le hace falta el Madrid? ¿No es un poco soberbio esto? ¿O Bayern, los clubes de Milan, Juventus, los equipos de Manchester o cualquier otro gigante de Europa no pueden hacerse con su servicio en un futuro? ¿O tan malo es quedarse en París?

Pelé, Diego Maradona, Johan Cruyff, Ronaldinho, Michel Platini, Franz Beckenbauer, Gerd Müller, por nombrar solo un puñado de titanes de la historia del fútbol (no meto a Leo Messi porque “nunca hay que decir nunca”), vivieron sin el Madrid. Y fueron leyendas. Quizás Mbappé se una al grupo. Al menos, tiene un Mundial, algo que muchos en este recuento no lograron siquiera.

¿Hay un futuro para Mbappé en el Real Madrid?

O podemos irnos al otro extremo. Mbappé tiene solo 23 años, con un presente brillante y un futuro que luce de maravillas. ¿Estamos seguros de que el Madrid no querría contar con él posteriormente? ¿Un Mbappé de 25, 27 años, no seduciría a la Casa Blanca, o tanto es el orgullo por haberse negado a vestir la camiseta merengue en 2022?

Kylian nunca negó que el Madrid es el equipo de su niñez, y que es un sueño defender sus colores. Para mí, como una opinión personal, llegará en los próximos diez años al conjunto español. Está destinado a hacerlo.

Kylian Mbappé
Kylian Mbappé

Pero hoy no era el momento, “su” momento.

No se puede ser tan rotundo en el fútbol. Lo ideal sería tomarse las decisiones ajenas con mayor naturalidad, sin mucho drama, con cabeza fría. Ahora al Madrid le queda solo una cosa inmediata: enfocarse en ganar la Champions número 14 en su historia el 28, ante Liverpool.

Y, luego, buscar el reemplazo de Mbappé. Que aunque no haya figuras de su estatura futbolera y de mercadeo en el mundo actual, todavía hay muchas que pueden aportar al proyecto.



Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo - @kikoperozo
Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de @lahistoria200 y @lgmundiales

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.