Golden State hizo respetar la localía y se llevó el segundo juego de la final de la Conferencia Oeste 126-117, Steve Kerr volvió a sobrepasar a Kidd en cuanto al planteamiento de partido y sus respectivos ajustes durante el mismo.

Cuando todos los focos estaban sobre «Stephen Curry, Klay Thompson, Jodran Poole y Draymond Green» apareció Kevon Looney como el «factor x» del partido.

Looney consiguió su segundo doble-doble en playoffs, finalizando con 21 pts (marca más alta en su carrera), un 10 de 14 en tiros de campo (74.1% de efectividad) y 12 rebotes.

Una de las cosas más sorprendente de los Warriors es que nunca sabes qué jugador puede dar un paso adelante en el momento menos esperado, por esta razón quise analizar las dos razones por las cuales Kevon Looney fue el jugador más importante del juego 2.

Un poco de contexto

Durante esta «nueva época» del baloncesto más perimetral y dinámico, una discusión muy recurrente en playoffs es el tema del «Small ball», estas alineaciones bajas donde la figura del pivot tradicional queda un poco fuera de lugar.

Un ejemplo muy claro es lo que sucede con Rudy Gobert cada vez que su equipo está en post-temporada y como los rivales aprovechan su mala defensa perimetral para sacar ventajas en ataque.

En estos playoffs Dallas se ha enfrentado a dos equipos donde la posición de pivot era ocupada por jugadores de un corte más tradicional (Rudy Gobert y DeAndre Ayton).

Los Mavericks fueron capaces de exponer a Gobert y Ayton en defensa, pero con GSW la historia es diferente.

Los Warriors tienen un roster muy amplio que les permite armar diferentes quintetos según el contexto del partido y están aprovechando muy bien esa cualidad.

Amo y señor de la pintura

Kevon Looney es un híbrido entre un pivot y un ala-pivot, aunque Golden State le gusta utilizarlo más como un pivot. El problema es que no es muy alto para ser un centro tradicional, ni es tan bajo para considerarlo parte de una «alineación pequeña».

Esto le está permitiendo a Looney poder imponerse en la zona pintada en ataque, ya que no hay ningún jugador de los Mavericks que lo pueda defender. En esa zona está lanzando un 11 de 12 en tiros de campo (91.6% de efectividad).

Foto del mapa de lanzamiento de Kevon Looney en el juego 1
Foto del mapa de lanzamiento de Kevon Looney en el juego 2

Dallas ha optado por defender cada acción de PnR o handoff en el cual esté involucrado Stephen Curry con lo que se conoce como «trap/trampa» donde terminan doble marcando al base de los Warriors, en el vídeo de abajo se puede apreciar.

Esta defensa tiene como objetivo intentar que el jugador con el balón quede encerrado en un costado de la cancha por dos defensores e intentar forzar una pérdida de balón, pero si en este caso Curry logra pasar el balón, el equipo en ataque tendrá una ventaja númerica.

Todo esto lo aprovechó Looney para operar desde el short roll en la pintura.

Otra cosa interesante es que los Warriors son un equipo que realiza muchos pases cuando atacan y esto provoca una rotación constante para la defensa rival. Lo que le permite a jugadores como Looney posicionarse bien en la pintura y agarrar rebotes ofensivos.

Defensa perimetral

Luka Doncic tiene una habilidad especial a la hora de detectar el eslabón débil de la defensa rival, pedir algún bloqueo directo para generar el «switch» defensivo y atacarlo constantemente.

En un principio todos sabíamos que Dallas buscaría generar esas situaciones para obligar a Stephen Curry, Jordan Poole y Kevon Looney, tener que defender a Doncic.

Steve Kerr ha hecho un trabajo impresionante para evitar que los primeros dos defiendan al esloveno, pero ha optado por dejar 1v1 a Looney y ahí ha estado la sorpresa para muchos.

En estos dos partidos de la serie Luka Doncic ha sido defendido por Kevon Looney en 12.5 posesiones, ha intentado 9 tiros de campo y solo ha encestado 3 de ellos, finalizando con 6 puntos.

A diferencia de Utah Jazz y Phoenix Suns donde Doncic sacaba ventajas de su emparejamiento ante Gobert y Ayton, Looney está defendiendo muy bien al esloveno.

Otra historia

La serie se muda a Dallas donde los Mavericks suelen jugar mucho mejor, estoy seguro que Jason Kidd ha ido recolectando mucha información interesante de los primeros dos juego y seguramente su plan de juego será mejor.

Habrá que esperar hasta el juego 3, lo cierto es que Kevon Looney está siendo el «factor x» de la serie.


Like it? Share with your friends!

Eduardo Vidal

Analista deportivo especializado en fútbol, baloncesto y fútbol americano

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.