Luka Doncic desmotró, una vez más, de qué está hecho. Una presentación mágica, como su propio apodo lo dice, demostró en la cancha de los Phoenix Suns, quienes fueron aplastados por un esloveno y su equipo, los Dallas Mavericks. 

El ’77’ lideró un recital del equipo texano ante los de Monty Williams. Anotó 35 PTS, 27 en la primera mitad igualando el marcador de su rival hasta el medio tiempo. 

Fue demencial lo que logró Doncic anoche. Imponerse con tanta firmeza ante el mejor equipo de la temporada regular en el partido más importante, y es que brilló durante toda la serie. Anotó más puntos que Devin Booker, repartió más asistencias que Chris Paul, tuvo más rebotes que DeAndre Ayton y hasta más robos que Mikal Bridges, candidato al defensa del año. 

En estos playoffs, está promediando 32.7 PTS, 9.3 REB, 8.3 AST con un 48.6% TC y 37.2% 3P. Cada vez más reluciendo todas sus habilidades, y permitiendo que los Dallas Mavericks puedan soñar con sus primeras Finales de Conferencia desde 2011. También lo podemos calificar como el mejor jugador de los playoffs, hasta ahora.

El año pasado, anotó 46 PTS ante Los Angeles Clippers en su primer Juego 7, ahora le sumas los 35 que encestó ante Phoenix Suns, y se convierte en el jugador con más puntos en sus primeros dos Juegos 7 (81). Superó a George Gervin (75), Michael Jordan( 73) y Elgin Baylor, Kevin Durant y LeBron James, todos con 72.

Podemos decir qué esta mística de Luka Doncic con Dallas Mavericks recuerda a Michael Jordan y sus Chicago Bulls, llevándolos a la gloria y cargando al equipo. Sin él, su pilar fundamental, no hubiesen conseguido tanta historia, y a pesar que apenas inicia el camino de Doncic con la franquicia texana, parece que será una aventura similar con muchas alegrías. Porque algo si tiene de Jordan: confianza, ímpetu y fortaleza. 

Según él, está divirténdose y sacando su mejor versión:«Me estoy divirtiendo, y cuando me divierto es cuando juego mejor. Pero hoy todo el equipo fue increíble, nunca vi una actuación así en un séptimo partido y fuera de casa», aseguró.

Cuando Doncic sonríe, los rivales saben que podrían estar ‘game over’, y todos los fanáticos somos más felices: «Estoy muy feliz, no me puedes quitar la sonrisa de la cara. Nos lo merecimos, venimos aquí en un séptimo partido y todos confiamos enganar. Estoy muy feliz», reafirmó.

Dirk Nowitzki y Luka Doncic, luego de la victoria en Phoenix.

Luka también elogió a su equipo: «Este equipo es especial, cuando jugamos duro es difícil pararnos», y es que durante el Juego 7 estuvo muy bien acompañado con Spencer Dinwiddie anotando 30 PTS, siendo la primera dupla que anota +30 PTS (cada uno) en un Juego 7, desde Shaquille O’Neal y Kobe Bryant en 2002.

Los Mavs ahora deben pensar en Golden State Warriors, su rival en las Finales del Oeste. Un equipo que deberá ingeniárselas para parar la magia de Doncic.

Luka ‘Magic‘ parece ser el próximo rey del baloncesto, y solo él determinará qué tan lejos llegará en la historia de la NBA. Sin duda, dominará el juego, más que ahora.

También puedes leer: Boston Celtics vs. Miami Heat, la final del Este: cinco datos a destacar


Like it? Share with your friends!

Isbelia Fernández
Estudiante de Comunicación Social (Mención Audiovisual). Colaboradora para Hispanic Sports Media. Amante del Deporte. Encuentrame en Instagram como, @Byisbefernandez.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.