La española tuvo un sólido debut el Mutua Madrid Open, un torneo que se le resiste en su carrera. De las nueve veces que ha jugado, la tercera ronda ha sido hasta ahora su mejor desempeño. En el estadio Manolo Santana venció 7-5 y 6-2 a la australiana Tomljanovic.

Un partido en donde Muguruza se sintió cómoda y por momentos puso a prueba su físico con varios puntos largos en el partido, que supo solucionar con solvencia. Lejos quedó el mal recuerdo de Indian Wells del año pasado, en donde ambas se enfrentaron, esa vez con la oceánica como vencedora.

Garbiñe disputó su primer encuentro desde el 11 de marzo, cuando perdió en segunda ronda de Dubai. Luego vino una lesión en su hombro izquierdo que la mantuvo alejada de las canchas. La número 9 del mundo busca mejorar sus registros en Madrid y añadir otro Masters 1000 a su colección, aunque no parte como una de las favoritas.

HSM estuvo en la rueda de prensa de la española luego de su partido.

Muguruza durante el partido de primera ronda del Mutua Madrid Open.
Muguruza jugando un punto en el partido. Fotografía de Víctor Ramos.

Jugar sin presión

Para Muguruza, jugar luego de tanto tiempo inactiva no condicionó su forma de afrontar el torneo. «Me sentí más fresca que en otras ediciones. Obviamente porque no he jugado tantos partidos, entonces me tomé el tiempo de descansar y entrenar, ambos muy importantes y me sentí bien en la cancha. Salí sin ninguna expectativa, sin saber cómo me iba a sentir por la falta de partidos».

Gran parte de su nivel se lo debe al público español en las gradas del Manolo Santana. «Tomé más la energía del público esta vez que en otros años. Antes no podía superar los nervios. Pero ahora estaba como que, ¿Sabes qué, voy a usar al público. Si alientan por mí, si pongo la pelota en los vestuarios, a quién le importa, verdad? Así que sí, muy contenta por eso.

Descanso, clave en su recuperación

Muguruza ha tenido que lidiar con problemas físicos en los últimos meses, por lo que tuvo que encontrar el balance entre entrenamiento y descansa para estar en su mejor nivel. «Siento que necesitaba el descanso, porque estaba entrenando mucho y mi cuerpo no lo estaba tomando de la mejor manera. Era un dolor acá, otro allá, mucha acumulación de dolor. Así que le dije a mi equipo que me debería tomar 10 días libres para recuperar mi cuerpo de forma natural»

Una fórmula que le dio frutos. «Apenas dejé de jugar, mi hombro empezó a sanar. Mi pierna, mi espalda, todo empezó a estar en su lugar. Pensé que este año me debía enfocar más en polvo de ladrillo. Era una sensación natural, con todo el cronograma, se vuelve muy intenso».

Muguruza enfrentará en segunda ronda la ucraniana Kalinina. El partido será el próximo domingo.

Sigue toda la cobertura del tenis en HSM


Like it? Share with your friends!

Juan Sarcos

Colaborador en Hispanic Sports Media. @juansarcos_1996 en Instagram.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.