Tom Brady estuvo retirado 40 días del fútbol americano, pero el anuncio de su regreso a los emparrillados deja la sensación de que no estaba preparado para decir adiós al ovoide.

El futuro miembro del Salón de la Fama del a NFL pensó, tras el final de la pasada temporada, que era momento de darle descanso a su cuerpo, de pasar más tiempo con su familia y de quizás estar frente a una cámara en lugar de la línea ofensiva de los Tampa Bay Buccaneers. Pero nunca se retiró realmente.

La mente del siete veces ganador del Super Bowl siempre tuvo una única idea: el ovoide. Un día después de haberse encontrado con Cristiano Ronaldo en Old Trafford, donde el astro portugués marcó los tres goles del Manchester United en la victoria 3-2 sobre el Tottenham, Brady anunció su retorno.

¿Haber conversado con CR7 y verlo marcar tres tantos motivó a The GOAT a volver? En parte, porque ya lo tenía decidido. Probar el retiro por una cuarentena le bastó al mariscal de campo de 44 años para saber que su lugar está en el campo.

«Estos últimos dos meses me he dado cuenta de que mi lugar sigue estando en el campo y no en las gradas. Llegará ese momento. Pero no es ahora. Amo a mis compañeros de equipo y amo a mi familia que me apoya. Ellos lo hacen todo posible. Regresaré para mi temporada 23 en Tampa. Asuntos pendientes«, tuiteó Tom.

La historia de la lista de mejoras de Tom Brady

La prueba material de que Tom Brady nunca se retiró de la NFL fue una lista de mejoras que presentó al cuerpo técnico de los Bucs, con las que la leyenda considera que la franquicia podría volver a ganar el título.

El entrenador de mariscales de campo de los Buccaneers, Clyde Christensen, le dijo a Rick Stroud del Tampa Bay Times que el «retiro» de Brady sirvió para prepararse mentalmente para volver a jugar.

«Se sintió como la mañana después de que acabáramos de perder ante los Rams. Tenía una lista. Dijo: ‘Así es como podemos ser mejores’. Creo que había estado fuera del retiro 12 horas más o menos para entonces«, dijo Christensen.

Clyde Christensen y Tom Brady
Clyde Christensen y Tom Brady

Brady le explicó al head coach Bruce Arians y a Christensen que «no quería salir de esa manera» y que «quería asegurarse de que hiciéramos todo lo posible para ganarlo todo el próximo año».

«Creo que (Brady) no podía imaginarse a sí mismo sin jugar al fútbol. Es un jugador de fútbol. El problema es que es un jugador de fútbol en la cima de su juego. Ese es el resultado final«, opinó el entrenador de quarterbacks sobre el retiro temporal de TB12.

Ahora, Arians, Christensen y la gerencia de los Bucs deben tratar de cumplir la lista de tareas que propuso Brady, o como las llamó el coach, los agujeros del equipo.

«Todavía hay muchos agujeros. Tenemos que encontrar un receptor o dos. Creo que mucho dependerá de quién sea el elenco que rodea a Brady y qué cambios se haránn. Todos saben que tenemos que correr mejor la pelota, tenemos que arreglar el juego terrestre», reflexionó Clyde Christensen.


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.