Loading...

Solo han jugado dos partidos juntos, pero la dupla que conforman James Harden y Joel Embiid en Philadelphia 76ers parece ser la que necesita el equipo que comanda Doc Rivers para aspirar al título.

Esos dos encuentros terminaron en victoria para la franquicia de Pensilvania, anotando 125 o más puntos. El 25 de febrero, doblegaron 133-102 a los Minnesota Timberwolves en el debut de la Barba, quien se estrenó con doble-doble, 27 puntos, 12 asistencias y ocho rebotes, además de un 5-7 en triples.

Luego, Philadelphia derrotó en el Madison Square Gardan a los New York Knicks por 125-109, con un desartado Harden: triple-doble, 29 unidades, 16 asistencias y 10 capturas, todas defensivas.

En ambos cotejos, Embiid superó los 30 puntos, manteniéndose como el líder anotador de la NBA con 29.8 puntos por partido, pero potenciándose con la llegada de James Harden, el segundo mejor asistidor de la liga con 10.3 de promedio.

Dos partidos, dos victorias y un desempeño invidividual, asociativo y colectivo que ilusiona a un equipo que no gana el campeonato desde 1983 y no juega las Finales desde el 2001. Pero, ¿por qué los 76ers necesitaban esta dupla para aspirar al trofeo después de tantos proyectos en los últimos años?

Embiid y Harden
Loading...

Harden mejor la rotación de Rivers

Con Ben Simmons antes, los Sixers tenían un gran pasador, un buen socio para Embiid, pero no tiene los mismos números anotadores y no es tan eficaz para los rebotes como Harden.

Loading...

La Barba mejora a Philadelphia en casi todo: más puntos, más buenos pases para Embiid y compañía, brinda un volumen de juego más rápido y hace del quintento un equipo más rebotero y físico. Pero lo más prometedor de cara a la postemporada, en la que con casi absoluta seguridad estarán los Sixers, es que el exjugador de Brooklyn Nets mejora la rotación del coach Rivers.

Históricamente, a Doc Rivers le ha costado deshacerse de su modelo de quinteto titular – quinteto suplente. Usar cinco suplentes al mismo tiempo no suele dar resultados positivos a largo plazo en una temporada, y lo estaba viviendo con los Sixers, que podrían estar en un lugar más alto (terceros, 37-23) en la Conferencia del Este.

Con la llegada de Harden, Rivers ha tratado de mantener en cancha al menos a una de sus estrellas, la Barba o Joel Embiid, para mantener peso ofensivo en el tabloncillo y reforzar el trabajo de los que entran desde la banca.

En los primeros dos partidos, el entrenador le dio descanso a James Harden en cada una de las mitades, y luego de darle ingreso es Embiid el que es sustituido.

Los 76ers volverán a la acción el 2 de marzo, en el Wells Fargo Center ante los Knicks.

También te puede interesar: Dembelé firma su mejor jornada como blaugrana: Barcelona 4-0 Athletic

Loading...

Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.