Loading...

Después de 22 años de sequía, la lluvia de gloria cayó sobre el emparrillado del SoFi Stadium. Los Ángeles Rams se consagrararon como campeones del Super Bowl LVI la noche de este domingo 13 de febrero, al derrotar 23-20 a los Cincinnati Bengals.

El receptor abierto Cooper Kupp fue el Jugador Más Valioso del partido, luego de atrapar dos de los tres pases de anotación del QB Matthew Stafford, que finalmente se quitó la etiqueta de perdedor y demostró que siempre estuvo hecho para ganar.

El mariscal de campo de los Bengals, Joe Burrow, sufrió contra la defensiva de los Rams al no contar con la protección de su linea ofensiva, otro de los detalles que marcaron el desenlance del encuentro.

A continuación, cinco claves del triunfo de Los Ángeles.

El hambre de Aaron Donald

Las siete capturas sobre Burrow son récord de un partido de Super Bowl (igualando a Roger Staubach) y las cinco capturas de Los Ángeles Rams en el tercer cuarto son marca en el Super Tazón para un equipo en un solo cuarto.

Pero más allá de los números, Aaron Donald demostró el hambre que tenía de ganar su primer anillo en la NFL, con sus constantes intentos de superar la protección de Joey Burrow para detenerlo.

Donald registró dos capturas, la misma cantidad de Von Miller, y aunque esté coqueteando con la idea de retirarse, con 30 años puede decir que levantó el Vince Lombardi, fue Novato del Año, tres veces Jugador Defensivo del año y ocho veces llamado al Pro Bowl. Un defensivo irrepetible, de los mejores de la historia.

Aaron Donald
Loading...

Cooper Kupp, el mejor jugador de la temporada

El triple coronado receptor de la temporada regular no fue el MVP de la misma, pero su actuación en postemporada, el reconocimiento de Más Valioso del Super Bowl y todo lo que le aportó a los Rams esta campaña, resumen a Cooper Kupp como el mejor jugador del curso.

Kupp recibió dos pases para anotación y acumuló ocho recepciones para 92 yardas. Fue quien recibió el último lanzamiento de Stafford para sellar el triunfo en esa serie ofensiva de 15 jugadas en el último cuarto.

Coop es el mejor receptor de la liga y probablemente es, en este momento, el mejor atleta de la NFL.

La perseverancia de Stafford y la fe de Los Ángeles Rams

Loading...

Matthew Stafford pasó 12 temporadas en los Detroit Lions, una franquicia perdedora y que le dio esa misma a etiqueta a un mariscal de campo que tenía, tiene y tendrá los números para ingresar al Salón de la Fama.

Cuando se dio la oportunidad del cambio a los Rams, los analistas teníamos la percepción de que en Los Ángeles, Stafford podía matar a los fantasmas y demostrar que es un ganador. Y lo demostró.

En su cita con la gloria, el QB llegó puntual y en el primer cuarto lanzó el primero de sus tres pases de anotación en el Super Bowl LVI. En total fueron tres TD, 283 yardas, 26-40 pases completos y dos intercepciones, que no fueron aprovechadas por los Bengals.

La soledad de Burrow en la línea ofensiva

Si un mariscal de campo es capturado siete veces en un encuentro, ya sea temporada regular o de Super Bowl, el menos culpable es el QB.

Burrow fue capturado en siete ocasiones, fue golpeado en varias ocasiones y físicamente mermado por la feroz defensiva de los carneros. Los responsables son los miembros de su línea ofensiva, los que tenían que proteger al pasador a toda costa.

El orgullo de Ohio lanzó un pase de anotación, no sufrió intercepciones y completó 22 de 33 envíos. Tuvo mejores porcentajes que Stafford, pero no pudo llegar tanto a la zona de anotación como su rival.

La valentía del HC de Los Ángeles Rams

Sean McVay, el joven head coach de los Rams y de menos edad que gana un Super Bowl, ya sabía lo que era dirigir en el escenario por el título de la NFL, y si algo aprendió de aquella derrota ante los New England Patriots es que hay que arriesgar para ganar.

A cinco minutos del final del último cuarto, cuando perdían 20-16, Los Ángeles quedó en cuarta oportunidad y tenían que decidir, si devolver el balón con el reloj en contra o si jugársela. No solo se la jugaron y convirtieron el primer down, sino que esa serie ofensiva terminó con 15 jugadas y el pase de touchdown que significó el triunfo.

McVay también apostó, con el coordinador defensivo Raheem Morris, a olvidarse un poco del marcaje sobre los alas cerradas y enfocarse, por un lado en Ja’Marr Chase y Tee Higgins (se combinaron para 189 yardas y 2TD), y primeramente en la presión en la línea de golpeo para llegar hasta Burrow. Siete capturas son prueba de ello.

Con este partido, finaliza la temporada 2021 de la NFL, que tiene un nuevo campeón con Los Ángeles Rams. La próxima edición del Super Bowl, el LVII, se jugará el 12 de febrero de 2023 en el State Farm Stadium en Glendale, Arizona.

Loading...

Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.