Loading...

Probablemente no haya una sola persona en el mundo que haya apostado por la presencia de los Cincinnati Bengals en el Super Bowl LVI. Pero sí: los bengalíes jugarán el duelo por el título de la NFL y Patrick Mahomes pasó de héroe a villano en KC.

La tarde del domingo 30 de enero, la franquicia de Ohio resistió a la veloz ofensiva de los Kansas City Chiefs, y con una defensiva sólida, el acierto de sus corredores y la paciencia del frío quarterback Joe Burrow, Cincinnati congeló el Arrowhead Stadium con una victoria 27-24 en tiempo extra.

Inesperado, porque los Chiefs se posicionaban como favoritos, incluso para ganar el Super Bowl, tras grandes triunfos en la Ronda de Comodines y en la Ronda Divisional. Sin embargo, errores puntuales y una extraña pasividad ofensiva del estelar mariscal de campo Patrick Mahomes fueron claves para la derrota de KC.

A 1:05 del final del segundo cuarto, los jefes ganaban 21-3, tras tres pases de anotación de Mahomes a tres receptores diferentes, en lo que parecía ser una posible paliza de Kansas City a Cincinnati. Sin embargo, los felinos, que solo contaban con los tres puntos del gol de campo inicial de Evan McPherson, recortaron distancias antes del medio tiempo gracias a la conexión Burrow – Samaje Perine.

El caótico segundo cuarto de Patrick Mahomes

En el tercer cuarto, continuó la remontada de los Bengals, con otro gol de campo de McPherson, dejando el partido 21-13 y marcando el inicio del caos en Kansas City.

Mahomes fue interceptado en la siguiente serie ofensiva en la segunda jugada por B.J. Hill, en un intento de pase corto a la izquierda buscando a Demarcus Robinson, sin un solo pase atrapado en todo el juego.

Tras la intercepción, Cincinnati no solo anotó otro touchdown gracias al pase de dos yardas de Burrow a Ja’Marr Chase, sino que los Bengals igualaron el marcador con la conversión de dos puntos.

Loading...

En el último cuarto, McPherson puso arriba 24-21 a los de Ohio con su tercer gol de campo de la tarde. Toda la presión sobre KC, que vio cómo a Patrick Mahomes lo capturaron dos veces y sotó un balón en la última serie ofensiva. La pérdida de yardas y tiempo no solo evitó una posible victoria para Chiefs, sino que complicó la tarea del pateador Harrison Butker, quien resolvió con un gol de campo de 44 yardas.

Ni la suerte fue suficiente en el tiempo extra para KC

Mahomes y los Chiefs venían de derrotar en un épico tiempo extra a los Buffalo Bills, partido en el que habían ganado el volado para iniciar atacando. Ante Bengals, volvieron a tener suerte con la moneda al aire.

Sin embargo, la suerte no fue suficiente para Kansas City. El quarterback estrella volvió a equivocarse: luego de dos pases incompletos, aún con posibilidades de un envío más corto por mantenerse en 3° y 10, Patrick Mahomes mandó un pase largo a Tyrekk Hill, que tras un rebote quedó en manos del defensivo Vonn Bell.

Frío como el hielo, Joe Burrow culminó su actuación de 23 pases completos, 250 yardas aéreas y dos pases de anotación, dejando a su equipo en la yarda 31 para el gol de campo definitivo de Evan McPherson.

La victoria significó el tercer título de Conferencia para los bengalíes, que nucna han ganado el Super Bowl y que no juegan el máximo tazón desde el Super Bowl XXIII en 1989. Pasaron 33 años para que volvieran a soñar con el trofeo.

Los Cincinnati Bengals enfrentarán el domingo 13 de febrero a Los Ángeles Rams, que derrotaron 20-17 a los San Francisco 49ers. El duelo por el trofeo Vince Lombardi se jugará en el SoFi Stadium de Inglewood, California, la casa de los carneros.

También te puede interesar: Chile pierde en Calama y empieza a agotar sus posibilidades de ir al Mundial

Loading...

Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.