Cuando Tom Brady se marchó de los New England Patriots con rumbo a los Tampa Bay Buccaneers, muchos dudaban del futuro de la franquicia de Massachusetts. Dos años después del adiós de The GOAT, los de Foxborough regresan a la postemporada.

Luego de finalizar la temporada regular con récord de 10-7, con el prometedor QB Mac Jones comandando la ofensiva y con una defensiva que por varios momentos de la campaña se mostró como la más sólida de la liga, los Patriots enfrentarán en la Ronda de Comodines este sábado en el Highmark Stadium a los Buffalo Bills (11-7), su rival divisional.

Hablamos de un seis veces campeón de la NFL, que aún con Bill Belichick como head coach, busca rehacerse con un nuevo mariscal de campo, con el mismo espíritu ganador pero con mucho qué mejorar si aspiran a algo más que competir.

Luego de haber enlazado siete triunfos, en las últimas cuatro semanas solo ganaron una vez, y de las tres derrotas, uan fue precisamente ante lo Bills por 33-21.

Curiosamente, en tempora regular New England y Buffalo se enfrentaron dos veces, una victoria para cada uno.

New England Patriots

Los números en contra de New England Patriots

Los Patriots cayeron a una foja de 4-6 esta temporada cuando no anotan primero y 2-6 cuando no logran anotar en el primer periodo. Parte de esa responsabilidad la asumió el mariscal Mac Jones, que en las últimas semanas no ha estado en su mejor nivel.

El novato terminó la campaña con 3.801 yardas, el número 13 de la liga en este renglón, y fue el 14 en anotaciones con 22, bajo, considerando que es el QB titular de una franquicia como los Patriots y tomando en cuenta que el líder en touchdown le sacó casi el doble, Tom Brady precisamente con 43.

Por tierra, los Patriots corrieron para 134 yardas y dos touchdowns el último domingo en la derrota ante los Miami Dolphins. Esta temporada, New England se ubicó segundo de la liga con 24 touchdowns por tierra y octavos de la NFL con 2,141 yardas por esa vía, por lo que no solamente cuenta con su quarterback.

Pero para ganare a un equipo con Josh Allen, el receptor Stefon Diggs y compañía, los Pats van a necesitar algo más que un buen ataque y una sólida defensiva. Parte importante de ganar también se trata de cometer pocos errores.

El domingo, New England recibió ocho penalizaciones, empatando la mayor cantidad que habían tenido esta temporada. Fue la cuarta ocasión que los Patriots recibió ocho pañuelos esta campaña, todas en derrotas.

Los Patriots no lucen como favoritos tras perder la División Este de la AFC ante los Bills, pero en postemporada, el espíritu ganador de New England es un factor clave para la franquicia.

También te puede interesar: NFL: Definido el cuadro de postemporada, con Titans y Packers como primeros en la siembra


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.