A dos semanas de que sean revelados los resultados que indicarán los tres nombres que serán inducidos al Salón de la Fama de Cooperstown en la clase 2022, las votaciones están más vivas que nunca y el debate entre los fanáticos de la MLB por querer que algunos ex jugadores entren o dejen de entrar, es algo que se ha vuelto casi una costumbre.

El 22 de noviembre del pasado año, el Salón de la Fama dio a conocer la papeleta con los 30 nombres de quienes optarían por un puesto en el recinto que les otorgaría la inmortalidad en el mejor béisbol del mundo. Para entrar en Cooperstown, los aspirantes necesitan, al menos, un 75% de los votos.

Candidatos al Salón de la Fama

https://platform.twitter.com/widgets.js

¿Cómo marchan las cosas?

Con 148 boletas reveladas (37.8%), así están las votaciones:

Ortiz – 83.8%

Bonds – 80.4%

Clemens – 79.1%

Rolen – 71.6%

Schilling – 58.1%

Helton – 57.4%

Jones – 51.4%

Sheffield – 50.7%

Wagner – 48.6%

A-Rod – 44.6%

Ramírez – 40.5%

Kent- 29.1%

Sosa – 27.0%

Abreu – 12.2%

Rollins – 11.5%

Pettitte – 10.8%

Méritos y debate

El ‘Big Papi’ lidera las votaciones en su primer año, y seguramente consiga entrar. Ortiz jugó 20 temporadas en la MLB (seis con los Twins y 14 con los Red Sox), donde dejó promedio de .286, conectó 541 jonrones, impulsó 1768 carreras y consiguió 632 dobles. Fue All-Star en 10 ocasiones, siete veces Bate de Plata, campeón tres veces y una vez MVP de la Serie Mundial.

En la segunda plaza se encuentra Barry Bonds, quien tiene un significante 3.4% de desventaja sobre ‘El Papi’, y que apenas saca 1.3% de ventaja a su perseguidor, Roger Clemens. El Rey del Jonrón sacudió 762 cuadrangulares (líder histórico), bateó para .298, impulsó 1996 rayitas, negoció 2558 boletos y tomó 688 intencionales (líder histórico en ambos renglones). Bonds fue 14 veces All-Star, siete veces MVP, ganó ocho Guantes de Oro, 12 Bates de Plata y dos títulos de bateo, todo eso en 22 años.

En el tercer puesto está Clemens, con ventaja de 7.5% sobre Scott Rolen, quien en todo caso podría impedir que ‘El Cohete’ entre en su último año. Clemens lanzó durante 24 temporadas (desde los 21 hasta los 44 años de edad), y dejó récord de 354-184, efectividad de 3.12 y 4672 bateadores abanicados. Fue All-Star 11 veces, ganó el Cy Young en siete ocasiones, se hizo con el título de efectividad en otras siete, ganó dos Triple Corona de pitcheo y fue campeón de la MLB otras dos veces.

El Salón de la Fama no se mancha, ¿o sí?

Detrás de los números y hazañas de Bonds y Clemens, se encuentra el debate por el uso de sustancias prohibidas. Ambos fueron jugadores especiales, con un talento como ningún otro. Los dos marcaron una época en la gran carpa, por lo que, más allá de haber utilizado o no los esteroides, podrían haber hecho fácilmente diferencia sobre el resto. Y quizás la diferencia no habría sido abismal, pero también es seguro que podrían haber dejado números para entrar en Cooperstown.

Más sobre deportes: djokovic-y-su-caso-vs-australia

Entre otras cosas, de entrar los tres nombres ya mencionados, Curt Schilling y Sammy Sosa quedarían fuera. Schilling fue otro lanzador que dejó fantásticos números: récord 216-146, 3.46 de efectividad y 3116 ponches, por repasar muy brevemente sus estadísticas. Sosa, por su parte, dejó average de .273, dio 609 jonrones e impulsó 1667 carreras. Sin embargo, el dominicano también se ve afectado por el uso de esteroides, y con apenas 27.0% de votos recogidos a su favor, es casi imposible que el ex Cubs entre al Salón de la Fama.

Veamos en qué termina todo. El 25 de enero serán compartidos los resultados.


Like it? Share with your friends!

Aaron Barboza

Estudiante de Comunicación Social. Deporte y medios como forma de vida. Sígueme en Instagram @aaronbarboza3.0

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.