Antonio Brown debe ser el atleta de su generación con mejores condiciones para sobresalir y con la peor actitud para asumir su talento profesionalmente. Y atención, porque estamos hablando de un receptor siete veces llamado al Pro Bowl, cuatro All-Pro, un anillo del Super Bowl y más de 12 mil yardas.

Pero da lo mismo con AB. La noche de este domingo 2 de enero de 2022, en la última semana de acción de la temporada regular de la NFL, el WR dejó de ser jugador de los campeones defensores Tampa Bay Buccaneers, que vencieron 28-24 a los New York Jets en el MetLife Stadium y conquistaron la división Sur de la Conferencia Nacional con récord de 12-4.

Cuando faltaban poco más de dos minutos en el tercer cuarto y los Bucs perdían 24-10, Brown se quitó las hombreras junto con su jersey y los arrojó al suelo en la banca del equipo, luego se despojó de su playera negra, guantes blancos y los lanzó a la tribuna.

Con el torso desnudo, el jugador se despidió del público con los brazos en alto y dando saltos sobre la zona de anotación de los Jets. Antonio Brown había discutido con su compañero, el receptor Mike Evans, una jugada antes, lo que pareció ser el motivo de su inaceptable reacción.

Hasta ese momento, el WR llevaba tres recepciones y había sumado 26 yardas, sus últimas con Tampa Bay quizás las últimas que registra en la NFL.

Antonio Brown

Las palabras del coach Arians sobre Antonio Brown

En la conferencia posterior al triunfo, el head coach Bruce Arians confirmó la salida de Antonio Brown: «No es más un Buc. Ese es el fin de la historia. Vamos a hablar de los chicos que se quedaron hasta el final para ganar el partido«.

Una fuente dijo a ESPN que Brown «renunció» y que no fue enviado a la banca. El reporte también indicó que el receptor no voló a casa en el vuelo con el resto del equipo.

Este fue un strike definitivo para Antonio Brown, luego que en 2021 fuera suspendido por falsificar su cartilla de vacunación contra el COVID-19. Cuando regresó, le dieron la bienvenida por «el mejor interés del equipo», en palabras de Bruce Arians.

Los Buccaneers firmaron a Brown a media temporada el año pasado, después de que durante el receso de campaña previo, Arians mencionara que no tendría cupo en el vestidor del club. «Si falla una vez, se va«, dijo el entrenador cuando AB se unió oficialmente a la plantilla. 

En la presente temporada, Brown acumulaba 39 recepciones, para un total de 519 yardas y cuatro anotaciones.

Después de la victoria en el Super Bowl LV, los Bucs renovaron con Brown por una campaña más. Pero ese acuerdo terminó de forma forzosa por el enésimo escándalo de un jugador que pudo llegar a ser todo lo que se hubiera propuesto pero se conformó con una serie de actos vergonzosos, que incluyen acusaciones por presuntos abusos sexuales. Todo mal.

También te puede interesar: El 2022 ya está aquí: el año del Mundial de Qatar


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.