El Madison Square Garden fue testigo de un hecho bochornoso la noche de ayer, cuando la exestrella del equipo entre los 80 y 90 Charles Oakley, salió acompañado por la seguridad del recinto y más adelante arrestado por la policía tras intentar acercarse al dueño de la franquicia James Dolan.

El juego tuvo que ser detenido por la reacción de Oakley quien empujo varias veces al guardia de seguridad que intentaba contenerlo y sacarlo del recinto. Tanto espectadores como jugadores miraban sorprendidos ante los hechos, por último un grupo de 10 hombres lo acompaño hasta el túnel de los vestuarios.

Allí fue abordado por el presidente del equipo Phil Jackson quien intentaba calmar los ánimos de Oakley. Minutos más tarde fue arrestado, llevado a la comisaría y acusado de tres cargos de asalto menor y un cargo criminal de invasión de propiedad.

La historia del hecho, viene por la mala relación que existe entre Oakley y el dueño del equipo James Dolan, hasta el punto que la exestrella ha sido declarada persona “non grata”, además de quedarse afuera de las celebraciones históricas que hacen los Knicks periódicamente. Siendo este el motivo del hecho suscitado ayer.

Oakley ni siquiera compró la entrada a su nombre para no poner alerta a la seguridad del Madison, y llevar a cabo su objetivo, que era encarar a Dolan quien se encontraba en primera fila.

 


Like it? Share with your friends!

Elvis Paz

Periodista maracucho. Fanático de los deportes sobre todo del fútbol y tenis. Parte del equipo de trabajo de @hsmdeportes Twitter: paz_elvis Instagram: elvispm19