La no cabeza de serie Kristina Mladenovic protagonizó la gran sorpresa en el St. Petersburg Ladies Trophy, despachando a la número 4 y ex No. 1 Venus Williams del mundo, 6-3, 6-1 en sólo 54 minutos.

«Venus es una jugadora de primer nivel, una campeona», dijo Mladenovic después del partido. «Debió haber sido difícil para Venus venir aquí después de jugar los fines de semana consecutivos. Sólo estaba tratando de jugar tenis agresivo.

«Estar en la misma pista es un gran honor, estoy muy feliz de decir que jugué con ella y que gané hoy».

Mladenovic disfrutó de un brillante comienzo de su primer encuentro con la finalista del Abierto de Australia, atacando su segundo saque y corriendo a una ventaja de 5-0. El agresivo plan de juego de la mujer francesa dio sus frutos, incluso cuando Williams atacó: disparó ocho ganadores de derecha a las esquinas y más allá de la jugadora de casi 14 años más que ella.

«Traté de ser sólida y agresiva, tratando de no darle tiempo para adaptarse mi juego. Creo que lo hice muy bien hoy y estoy feliz de conseguir la victoria».

A pesar de que las cosas se pusieron más tensas en el primer set, la No. 51 del mundo controló sus nervios y lo ganó en su segundo intento.

La cabeza de serie No. 4 frenó cuatro pelotas de break para comenzar el segundo set, pero Mladenovic rompió en su quinta oportunidad para tomar el liderato temprano y mantener el impulso.

Ella rompió de nuevo en camino a una gran ventaja de 5-1, rompiendo una vez más para alcanzar cuartos, donde se enfrentará a la actual campeona y novena cabeza de serie Roberta Vinci.

«Va a ser un partido muy duro. Roberta es una gran jugadora, con mucha variedad y tácticas. Nuestra última batalla fue muy buena en los cuartos de final del US Open 2015. Ella juega muy bien en esta superficie, así que será un partido difícil, pero espero jugar mi mejor tenis».


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.