La cabeza de serie No. 13 y vencedora del Abierto de Australia 2006 Venus Williams vuelve a estar entre las últimas ocho en Melbourne con una victoria por 6-3, 7-5 ante una resurgente Mona Barthel.

«En este punto del torneo, quieres sentirte bien y quieres sentir que estás haciendo todo perfectamente», dijo en su conferencia de prensa después del partido.

«Pero en realidad, al final del día, se trata de caminar a la red, estrechar la mano como ganadora. Sin embargo, eso sucede, dos sets o tres sets, así es como quiero llegar hasta el final, como ganadora».
Venus estaba jugando en la segunda semana de su cuarto torneo consecutivo contra una ex No. 23 del mundo que pasó la mayor parte de 2016 fuera de la gira debido a una prolongada batalla con una enfermedad.

Aún así, la alemana estaba disfrutando de su mejor resultado de Grand Slam como jugadora de la previa, eliminando a la campeona olímpica Monica Puig en la segunda ronda.

Sin haberse puesto a prueba la primera semana, Venus no había perdido un set en el camino a la segunda semana, pero se quitó la decepción de perder su saque en un largo séptimo juego para romper inmediatamente y ganar el set de apertura en 43 minutos.

El segundo set fue un asunto aún más tenso, las dos manteniendo su saque durane los primeros 10 juegos antes de que la estadounidense ganase con firmeza los dos juegos finales para sellar la victoria en una hora y 36 minutos.

En total, Venus golpeó 31 ganadores a 33 errores no forzados, y perdió apenas dos puntos en su primer saque en el segundo set para reservar un encuentro de cuartos de final con la cabeza de serie No. 24 Anastasia Pavlyuchenkova.

«Conozco su juego, he jugado muchos partidos de este torneo sin saber qué esperar.

«Ahora que he jugado con ella, sé qué esperar, así que ya casi puedo estar preparada antes de llegar a ese partido, así que es una buena cosa».


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.