Roger Federer sigue fiel a sus costumbres en Melbourne Park. El cuatro veces campeón del Abierto de Australia progresó a la tercera ronda después de superar a Noah Rubin, por 7-5, 6-3 y 7-6(3) en un duelo que se estiró por dos horas y 3 minutos. El suizo siempre avanzó a tercera ronda aquí, sin fallar a la cita en todas sus participaciones.

Rubin, No. 200 del Emirates ATP Rankings, se clasificó para el cuadro principal después de disputar la previa y en primera ronda superó a su compatriota Bjorn Fratangelo en un choque a cinco mangas. Ante Federer, el miembro de la aprovechó el rodaje de los partidos acumulados y demostró su potencial.

El ex No. 1 del mundo vio cómo el primer parcial transcurría sin sobresaltos en su lado de la red, con un 89% de puntos ganados con el primer servicio, un 67% con el segundo y con cinco subidas a la red que fueron punto para él.

El estadounidense había salvado hasta cuatro bolas de break para poner el 3-3 en el marcador previamente, pero no pudo evitar sucumbir a cierto vértigo estando 5-6 abajo, cuando el primer aviso de Federer fue un golpe ganador espectacular con una derecha paralela. Rubin trató de arriesgar más y ello implicó varios errores no forzados que acabaron por dar el parcial al suizo.

Rubin, aunque perdió la segunda manga cediendo su saque de nuevo una vez más, Rubin empezó el tercer set de la mejor manera posible: rompiendo por primera vez el servicio de Federer, escapándose en el marcador del parcial con un rápido 3-0. El suizo resistió y después de salvar dos bolas de set estando 2-5 abajo, respondió inmediatamente cuando su rival servía por el parcial. Con ese break neutralizó la desventaja, con su servicio igualó el marcador y el set entró en una nueva fase. En la muerte súbita, Federer confirmó la remontada del parcial y finiquitó el encuentro.


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.