Completamente desdibujados y superados en todo momento, así lució el Barcelona de Luis Enrique, ante una Real Sociedad intensa y con buen fútbol a la que solo le faltó acertar. No lo hizo en toda la primera parte y no lo hizo al final, cuando dos disparos al palo, ambos de un Carlos Vela superlativo, le privaron de la victoria.

Desde el principio la presión de los de Eusebio ahogó a un Barcelona roto, incapaz de encontrar a sus tres hombres determinantes. Vela hacía y deshacía y la Real jugaba al ritmo de Zurutuza e Illarra, la amplitud de Yuri y el descaro de Oyarzabal.

El Barça aguantó los primeros 45 minutos, pero ya en la segunda mitad, Pique no pudo evitar un cabezazo sin fuerza de Willian José para abrir el marcador.

Duró poco la merecida alegría donostiarra, frustrada por una buena jugada de Neymar que culminó Messi.

El gol no despertó al Barcelona ni lastró a una Real que quería más. Lo buscó y lo rozo Vela y lo anotó Juanmi, al que el árbitro le anuló un gol legal. Los de Luis Enrique terminaron dando por bueno un empate que les deja a seis puntos del Real Madrid antes de un clásico que será decisivo para las aspiraciones ligueras de los azulgrana.


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.